Enfermedades andrológicas: diagnóstico y tratamiento de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es el tipo más común de la disfunción sexual masculina. Los datos estadísticos muestran que los síntomas y signos de la disfunción eréctil se producen aproximadamente en:

  • 20% de hombres de 20 a 30 años
  • 30% de hombres de 30 a 40 años
  • 50% de hombres de 40 a 50 años
  • 55% de hombres mayores 50 años.

Según la clasificación etiológica la disfunción eréctil se divide en:

  1. Psicológica – en la que un hombre es capaz de conseguir una erección, pero bajo la influencia del estrés de repente puede perderla
  2. Orgánica – en la que la capacidad de lograr y mantener una erección firme se pierde por completo.

Aproximadamente cada 5 hombre tiene problemas de erección causados por el estrés emocional.

Los factores de riesgo de la disfunción eréctil psicológica son:

  • depresión
  • fatiga
  • miedos sexuales
  • prejuicios religiosos.

En 4 de cada 5 hombres se diagnostica la forma orgánica de la disfunción eréctil, que puede ser causada por varias enfermedades crónicas, incluyendo:

  • Degenerativa (enfermedad de Peyronie)
  • Endocrina (hipertiroidismo, hipogonadismo)
  • Sistemática (diabetes, la aterosclerosis)
  • Neurológica (lesión de la médula espinal).

También el factor de riesgo para la disfunción eréctil orgánica es un estilo de vida poco saludable: el abuso de alcohol o medicamentos, el tabaquismo, la baja actividad física.

La disfunción eréctil puede ser tratada con éxito. Por lo tanto, los hombres que tienen problemas con erección, no es necesario renunciar a la vida sexual activa.

Para mantener una buena salud sexual para el hombre es muy importante diagnosticar las causas de la disfunción eréctil y comenzar el tratamiento inmediatamente. Y con el fin de establecer la causa exacta de la disfunción eréctil, se requiere un examen médico.

Las pruebas de diagnóstico ayudan a determinar los factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de la disfunción eréctil orgánica, psicogénica o mixta.

Dependiendo de la etiología, el tipo y la gravedad de la disfunción eréctil, para renovar la salud sexual, el terapeuta puede prescribir al hombre:

  1. Psicoterapia
  2. Terapia medicamentosa.

La consulta con un psicólogo se recomienda para los hombres que quieren superar los miedos, aumentar la seguridad en sí mismos y mejorar la relación con la pareja sexual.

Simultáneamente con psicoterapia, al hombre puede administrarse la terapia de la disfunción eréctil de inyección o por vía oral, que garantiza la recuperación de la función sexual y ayuda a devolver rápidamente la vida sexual activa.

Deja una respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of